Scottish Terrier: uno de los terriers más ágiles

Este pequeño terrier debe disfrutar de un movimiento uniforme, caracterizado por el empuje trasero potente, lo que le permite mantener un paso regular y desenvuelto. Esto es debido a unos miembros cortos pero fuertes y poderosos teniendo en cuenta el tamaño general del perro. Sus hombros son largos e inclinados, y dan paso a unos miembros anteriores rectos y con osamenta ancha. Se sostienen sobre unos pies de tamaño considerable, con dedos arqueados y juntos, y con unas almohadillas plantares muy resistentes. Estos pies anteriores son ligeramente más grandes que los posteriores.

Los miembros traseros son igualmente poderosos, comenzando en unas nalgas anchas y gruesas, muy musculosas. El muslo les acompaña en estas características, pasando por una rodilla angulada, unos corvejones cortos y fuertes, y apoyando en unos pies grandes, aunque algo menos que los delanteros.

 Leer
Source: El mundo del perro

Comments are Closed