Saca lo mejor de tu gatito, le regala un gran momento y fortalece su vínculo especial

Por la Dra. Karen Shaw Becker

En este país se ha suscitado una epidemia de obesidad felina, y una de las razones es porque los gatos que viven en espacios cerrados son sedentarios y alimentados en exceso. El hecho de que los gatitos sean más independientes que los perros no significa que no necesiten las herramientas y motivación para hacer ejercicio todos los días para hacer un ejercicio regular que le acelere la frecuencia cardiaca.

Hacer que tu gato esté físicamente activo es más fácil de lo que piensas, por ejemplo, podrías esconder el alimento de tu gatito controlado por porciones alrededor de toda la casa y dejar que lo busque. Asegúrate de que tu gato tenga superficies para arañar y trepar, perchas altas y juguetes interactivos que estimulen sus instintos depredadores.

También, considerara proporcionarle a tu gatito un recinto seguro y protegido al aire libre y/o entrenarlo para caminar con un arnés y correa a tu lado

10 Maneras de ayudarle a tu gato a hacer ejercicio

1. Cacería de alimentos y premios

Aunque tu gato está domesticado, conserva gran parte de sus instintos naturales para realizar los mismos comportamientos que sus homólogos silvestres, incluyendo la caza de su alimento, que también es un buen ejercicio. Una excelente forma para que un gato de interiores lo haga es impulsarlo a “cazar” sus alimentos y premios.

Separa su porción diaria de alimento en tres a cinco porciones pequeñas de comida que deberás proporcionarle a lo largo del día por medio de una variedad de juguetes de rompecabezas o ratones dispensadores de alimento para cazar en espacios cerrados. Asimismo, podrías ocultar sus tazones con alimento o juguetes de rompecabezas con comida en varios lugares por toda la casa.

2. Árboles para gato y espacios verticales elevados

Escalar, rascarse y estirarse son actividades felinas naturales que le ayudan a los gatos a mantener sus cuerpos en buen estado físico y sus mentes estimuladas.

Lo ideal es que los árboles para gatos en espacios cerrados lleguen desde el piso hasta el techo, sean muy estables (no se tambaleen) y estén cubiertos con una gran variedad de materiales atractivos para los gatos, con el fin de estimularlos a escalar, estirarse y arañar. Si puedes colocar el árbol para gato cerca de una ventana, será aún mejor.

Además, a los gatos les agrada trepar las perchas altas para observar el mundo desde una distancia segura, así que asegúrate de que el árbol de tu gato tenga al menos una. De igual manera podrías agregar estantes para pared y asientos para ventana con el fin de proporcionarle diversas opciones.

3. Recintos al aire libre

Brindarle a tu gato de interiores la oportunidad de estar al aire libre de forma segura lo estimulará física y mentalmente, sin el riesgo de deambular libremente. Asimismo, le dará la oportunidad de realizar el beneficioso grounding (o conexión con la tierra).

Muchos dueños han construido recintos seguros al aire libre o patios para gato—catios–que les permiten a sus felinos miembros de la familia tener un acceso seguro al exterior. El recinto debe estar en un espacio externo, permitir que el gatito se exponga al aire fresco y a la luz solar, pero lo suficientemente asegurado para evitar que se escape o que un depredador pueda acceder.

4. Caminatas con correa

Otra forma de sacar al aire libre a un gato dispuesto cuando hay buen clima, es paearlo con arnés y correa. Obviamente, esa no es una opción para todos los gatos, pero si crees que el tuyo podría disfrutar de hacer caminatas, estos son 10 consejos para entrenar a tu gato para caminar con correa.

5. Punteros láser

Los punteros láser se pueden utilizar para lograr que los gatitos los persigan y se abalancen sobre el punto rojo durante 5 o 10 minutos al día. El problema es que, en realidad no hay nada que atrapar, por lo que es probable que se enfade rápido. Pero, definitivamente te recomiendo tenerlo en la caja de juguetes de tu gato si sabes que lo estimulara a moverse durante cortos periodos de tiempo.

6. Juguetes de plumas

Los juguetes de plumas interactivos, especialmente uno llamado Da Bird, son irresistibles para la mayoría de los gatos.

Lo que recomiendo es realizar dos sesiones de juego al día, y hacerlo hasta 10 o 15 minutos por sesión de juego,” indica la consultora de comportamiento felino, Dra. Marci Koski. “Lo ideal es que tu gato corra, brinque y salte.”

“Lo deseable es que realice la secuencia de cazar a su presa, que es observarla, acecharla y perseguirla, saltar sobre ella y sujetarla, y luego morderla para matarla. Eso estimulará sus instintos depredadores y le permitirá sentirse como un gato.”

7. Ratones peludos y falsos

Estos pequeños juguetes con forma de ratón también han tenido éxito entre la mayoría de los gatos. Por supuesto que no son reales, y tu gatito lo sabe, pero funcionan cuando es necesario. Al parecer a los gatos les agrada el tamaño, textura y la “rellenabilidad” de los ratones. Intenta sacudir uno en el piso frente a tu gatito y observa su reacción.

8. Burbujas de jabón

¡A muchos gatos les parece muy divertido perseguir y atacar las burbujas que flotan en el aire!

9. Catnip

Algunos gatitos adoran el catnip (o hierba gatera), por lo que utilizar un juguete con catnip podría ser una forma ideal de estimular el humor de tu gatito y realizar un poco de juego interactivo.

Cuando un gato susceptible (no todos los gatos son sensibles al catnip) absorbe la nepetalactona presente en la hierba, sus centros cerebrales de placer se activan y enseguida se pone a dar vueltas en un ridículo estado de felicidad.

Y a pesar de que el catnip parece hacer que los gatitos se pongan “eufóricos”, es una hierba completamente inofensiva y no es adictiva.

10. Cajas para ocultarse

Cuando los gatos silvestres se sienten amenazados, se dirigen a los árboles, madrigueras o cuevas para protegerse. Los gatitos en cautiverio no tienen esa opción, por lo que su obsesión por esconderse en cajas podría ser una adaptación de ese comportamiento. Y los estudios demuestran que tener acceso a cajas para ocultarse disminuye el estrés de estos felinos, especialmente en los gatos de refugio.

Además, muchos gatos utilizan cajas para ocultarse como un gimnasio en una jungla de cartón y pasan tiempo jugando en el interior y alrededor de ellas.

Fuentes:

Artículos Relacionados:


Source: Mascotas

Comments are Closed