Padecimiento demasiado común desencadena parálisis–Sobre todo en esta raza

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Recientemente, investigadores de la Facultad de Medicina Veterinaria del Estado de Carolina del Norte realizaron un pequeño ensayo clínico en el que utilizaron la terapia con campo electromagnético pulsado (PEMF) para tratar a 16 perros que se recuperaban de una cirugía espinal para tratar la grave extrusión del disco intervertebral (IVDE) que sufrían. Sus prometedores hallazgos fueron publicados en el Journal of Neurotrauma.1

Qué sucede durante una lesión IVDE


Los discos intervertebrales son almohadillas amortiguadoras de fibrocartílago que se encuentran entre la mayoría de las vértebras en la columna vertebral. Los discos tienen una capa externa de tejido fibroso duro y un centro cuyo aspecto es similar al de un gel. Actúan como amortiguadores para los huesos de la columna vertebral que denominamos como vértebras.

El IVDE agudo, también conocido como enfermedad discal intervertebral Hansen tipo I (IVDD), implica una liberación explosiva del material similar al gel dentro de uno o más discos en el canal espinal superior. El material liberado contusiona y comprime la médula espinal, lo que provoca la pérdida de sensibilidad en las piernas e incapacidad para caminar. El problema se ve con mayor frecuencia en razas de patas cortas como el Dachshund.

Los criadores que intencionalmente crean perros con rasgos físicos exagerados han contribuido al creciente problema de que ciertas razas sufran lesiones en la médula espinal. La imagen que se muestra a continuación del lado izquierdo es de un libro de 1915 titulado Dogs of All Nations (Perros de todos los países). La imagen de la derecha corresponde a la version deficiente de la raza Dachshund que se muestra a la izquierda.


perros
Fuente: Science and Dogs

Hace un siglo los Dachshunds tenían piernas y cuellos cortos, pero eran funcionales en proporción a su tamaño general. Desde entonces, han sido criados para que tengan espaldas y cuellos más largos, pechos prominentes y piernas tan cortas que sus barrigas llegan a tocar el piso.

Los perro salchicha son la raza con el mayor riesgo de sufrir enfermedad de disco intervertebral, que puede causar parálisis. También son propensos a los trastornos relacionados con el enanismo, la atrofia progresiva de la retina (PARA, por sus siglas en inglés) y problemas en las piernas.

Por desgracia, la cirugía suele ser el único tratamiento en casos graves de IVDE. El procedimiento consiste en taladrar el hueso por encima de la médula espinal con el fin de extraer el material que brota del disco. Esto alivia la compresión, pero no soluciona las contusiones de la médula espinal.

Las posibilidades de que el perro en cuestión se recupere dependen en gran medida del grado de la lesión. En perros con un tipo de lesión más grave, la tasa de recuperación es de alrededor del 50 %. Desafortunadamente, el otro 50 % permanece permanentemente paralizado.

El Assisi Loops se utilizaba para tratar a perros en recuperación tras la cirugía de IDVE


Los 16 perros en el ensayo clínico realizado por la Universidad de Carolina del Norte tuvieron una lesión completa, lo que significa que no podían moverse ni sentir las patas traseras.

Dado que los estudios muestran que la terapia con PEMF parece desencadenar vías que reducen la inflamación y mejoran los niveles del factor de crecimiento y flujo sanguíneo, los investigadores decidieron aplicar la terapia sobre los sitios quirúrgicos de los canes con el fin de cerciorarse si podía aliviar el dolor, reducir la inflamación, mejorar la cicatrización y/o ayudar con la movilidad.

Los dispositivos PEMF fueron los Assisi Loops, que he utilizado en mi consultorio con éxito. Tras la cirugía, a los perros se les colocaron chaquetas que contenían anillos programados para suministrar la terapia cada 2 horas durante 2 semanas. Una vez que los perros fueron enviados a casa, se les dijo a sus dueños cuándo encender y apagar los anillos por otras 4 semanas.

Los perros que recibieron terapia con PEMF redujeron el dolor e inflamación, además de mejorar su propiocepción


Para evaluar sus niveles de dolor, los investigadores utilizaron un algómetro, que utiliza la presión como medida de dolor. Se observó que, en comparación con el grupo de control, los perros que llevaban los anillos tenían un umbral de presión 30 % más alto 6 semanas después de la cirugía.

Tanto en el grupo que llevaban los anillos como en el control se encontró el mismo número de perros que permanecieron paralizados tras el procedimiento, sin embargo, el grupo que recibió la terapia con PEMF mostró mejor propiocepción (conocimiento de la ubicación) y marcadores inferiores para la lesión (menos inflamación) en comparación con el grupo de control.

Los investigadores concluyeron que la terapia con PEMF redujo el dolor relacionado con la incisión tras la cirugía por IVDE y puede reducir el alcance de la lesión en la médula espinal y puede mejorar la propiocepción. Asimismo, advierten que su ensayo fue pequeño y que se necesitan ensayos más grandes antes de concluir que este tratamiento mejora la recuperación neurológica después de padecer una lesión en la médula espinal.

En lo particular, también utilicé Assisi Loop para ayudar a controlar el dolor y la inflamación relacionados con el trauma, las lesiones y la degeneración relacionada con la edad en otras especies, como los gatos y los conejos, por lo que los beneficios curativos no se limitan a los perros.

La fisioterapia es fundamental para los pacientes con IVDE


Además de la terapia con Assisi Loop, existen otras muy importantes que pueden acelerar la curación y mejorar las posibilidades de que tu perro tenga un resultado exitoso después de una lesión aguda por IVDE. Lo más importante es que es esencial abordar la lesión de inmediato. Cuanto antes se trate médicamente la lesión, mejor será el resultado.

Consulta con tu veterinario de rehabilitación las siguientes terapias complementarias:

  • La acupuntura y electro acupuntura pueden ser muy beneficiosas para ayudar a restablecer las conexiones nerviosas en el cuerpo.

  • El masaje con o sin aceites esenciales y terapéuticos de uso médico es muy beneficioso para los pacientes con dicho tipo de lesión.

  • El masaje de las extremidades y los músculos axiales que no están directamente relacionados con el sitio de la lesión y los ejercicios pasivos en el rango de movimiento pueden ayudar a mejorar la circulación y ayudar con el drenaje linfático.

  • Los especialistas de rehabilitación física están entrenados para comprimir suavemente las articulaciones con el fin de ayudar a mantener la comodidad del paciente y reducir el dolor. Además, estas técnicas ayudan a mantener la fortaleza de las extremidades y la masa muscular.

  • La terapia con láser en el sitio quirúrgico o sobre el área de la lesión promoverá una respuesta de curación más rápida, asimismo, la electroestimulación neuromuscular ayudará a retrasar la atrofia muscular por falta de uso.

  • La terapia subacuática en una caminadora o la natación como terapia es una herramienta maravillosa para ayudarle al cuerpo a recuperarse de un trauma neurológico. Conforme los pacientes van mejorando, una caminadora en tierra mejora la resistencia, el patrón de marcha y el movimiento.

  • Las bolas para fisioterapia y los ejercicios terapéuticos específicos pueden mejorar la fuerza de las extremidades y la estabilidad del torso, de igual forma, los cavalettis son muy efectivos para mejorar la propiocepción y coordinación.

Los perros que se someten a rehabilitación tras el tratamiento de lesiones en el disco intervertebral se curan más rápido, con un resultado mucho mejor a largo plazo en comparación con los perros tratados únicamente con intervención médica o quirúrgica.

Por desgracia, los síntomas de IVDD se repiten en aproximadamente el 50 % de las mascotas, sobre todo si tienen obesidad, no tienen buena condición física o si se les permite saltar cuanto quieran.

Por este motivo, la terapia física regular que se enfoca en establecer y mantener la fuerza del torso y el tono muscular reduce el riesgo de recurrencia y ayuda a mantener la calidad de vida de los pacientes con dicha afección discal en un estado óptimo.

Fuentes:

Artículos Relacionados:


Source: Mascotas

Comments are Closed