Muchos gatos tienen un estricto límite máximo y se resistirán ante esto

Por la Dra. Karen Shaw Becker

10 maneras de demostrarle a tu gato que te importa

1. Bríndale un entorno en el interior de tu hogar que no le produzca estrés y sea respetuoso con los felinos

El término “enriquecimiento ambiental” significa beneficiar o mejorar la forma en que viven las mascotas para optimizar su salud y calidad de vida. Mientras más cómodo se sienta tu gato en su hogar, menor será su nivel de estrés. Enriquecer su entorno significa crear un ambiente que le produzca el menor nivel de estrés posible y reducir o eliminar los cambios en su vida diaria que le ocasionen ansiedad.

El enriquecimiento también podría significar añadir o cambiar las circunstancias de su entorno que le impulsen a realizar actividades felinas naturales como trepar a puntos elevados o cazar presas en forma de juguetes para gato. Asimismo, es importante poner especial atención a estas 5 zonas en espacios cerrados.

2. Proporciónale superficies adecuadas para escalar y rasguñar

Escalar y rasguñar son comportamientos felinos naturales. Los gatos rasguñan para marcar su territorio visualmente y con el olor de las almohadillas de sus patas. De igual manera, rasguñan como una forma de aliviar su estrés, estirarse y eliminar las capas más viejas de sus uñas.

Rasguñar también le produce una sensación agradable, por lo que es importante que le brindes una gran variedad de superficies para hacerlo. Proporciónale superficies de estopa, cartón y alfombras para rasguñar, colocadas vertical y horizontalmente.

3. Aprende el lenguaje de tu gato

Ya sea que tu amigo felino sea un gato que le guste interactuar o sea del tipo fuerte y silencioso, conocer su lenguaje corporal, comportamiento y sonidos que produce, podría fortalecer el vínculo que comparten y mejorar la comunicación entre los dos.

La buena noticia es que realmente no es tan difícil aprender a descifrar muchas de las señales de comunicación de tu gatito, incluyendo lo que significa su forma de mirar, tono de maullido, posición de sus orejas o la manera en que mantiene o mueve su cola.

4. Aliméntalo como un auténtico carnívoro

Los felinos son carnívoros obligados, también denominados como hipercarnívoros, con necesidades alimenticias muy particulares. Por lo que recomiendo proporcionarles alimentos frescos, balanceados nutricionalmente, caseros o disponibles comercialmente (de preferencia crudos).

Si decides prepararle alimentos caseros, debes estar absolutamente seguro de que reciba una alimentación balanceada en términos nutricionales.

5. Utiliza el tiempo de juego para estimular su instinto de caza

Tener un tiempo de juego interactivo todos los días es igual de importante para los gatos como para los perros. Para ayudarle a tu pequeño tigre a aprovechar al máximo las sesiones de juego, piensa como si fueras un gato y cómprale o crea juguetes que estimulen su instinto de caza.

Un trozo de cuerda envuelto alrededor del extremo de un palo que arrastres por el suelo fomenta el lado acechador de casi cualquier gato. Lo mismo ocurre con las bolas de ping-pong o bolitas de papel sacudidas en el piso.

Puedes crear juguetes económicos para tu gatito, pero también invertir en algunos juguetes interactivos para estimular su impulso natural de acechar y derribar presas.

Por ejemplo, si tienes un juguete como Da Bird, hazlo aterrizar y despegar como si fuera real. Para mantener el interés de tu gatito, de vez en cuando aterriza el ave sobre un delicioso premio y deja que lo descubra cuando se abalance sobre su presa.

Adicionalmente, podrías mejorar la experiencia de tu gato relacionada con la cacería de sus alimentos en espacios cerrados por medio de “ratones” dispensadores de alimento.

6. Dale la oportunidad de pasar tiempo al aire libre

Aunque tu gatito vive en un ambiente cerrado, es crucial para su salud mental brindarle la oportunidad de experimentar estar al aire libre de forma segura. Asimismo, debes darle la oportunidad de que sus cuatro patas entren en contacto con la tierra.

Una opción sería sacarlo a caminar con un arnés y correa. La mayoría de los gatos, en especial los más jóvenes, pueden ser entrenados para utilizar una correa, pero no a todos los gatitos les agrada la experiencia, así que no debes forzarlo si percibes que le produce ansiedad o incomodidad.

Otra alternativa es construirle un recinto seguro al aire libre o patio para gato (“catio”) que le permita tener acceso al exterior de forma segura. Este recinto debe estar al aire libre, pero lo suficientemente asegurado para evitar que se escape o tenga acceso un depredador.

7. Descubre cómo le agrada ser tocado

A algunos gatitos simplemente no les agrada que los toquen y les parece que cualquier tipo de demostración de cariño y caricias es bastante estresante.

Si al principio tu gato permite algunas caricias y de repente ataca, probablemente signifique que solo lo tolera por un breve período de tiempo, pero le estresa. Es posible que tu gato sea reacio al contacto o que lo toques de forma incorrecta.

La manera correcta de acariciar a la mayoría de los gatitos es con la mano abierta y acariciarlo de forma suave y gentil, sobre su espalda, hombros, cuello y parte superior de la cabeza—y nunca en las patas, cola ni vientre. Dedica un tiempo para aprender exactamente cómo y dónde le gusta que lo acaricien.

8. También debes aprender cómo levantar y sostener a tu gato

La forma correcta de levantar un gato dispuesto es con una mano debajo de su pecho y la otra sosteniendo sus piernas traseras. Debes recargarlo suavemente contra la parte superior de tu cuerpo para que se sienta seguro. Si intenta apartarse, mira hacia el piso, aplana sus orejas o mueve la cola, es señal de que debes bajarlo rápido y de forma gentil.

Algunos gatos–aunque no a muchos–les encanta ser abrazados y acariciados, y unos cuantos solo pueden tolerarlo por breves períodos de tiempo. Si el gatito agita su cola y aplana sus orejas, es que ya ha tenido suficiente—por lo que debes soltarlo.

9. Ayuda a tu gato tímido a desarrollar su seguridad

Antes, los gatitos que eran muy tímidos se quedaban solos casi todo el tiempo, ya que pasaban la mayor parte de su tiempo ocultos debajo de la cama o en algún otro escondite, y rara vez estaban con el resto de la familia. Todas sus necesidades físicas eran satisfechas por sus humanos, pero a nadie se le había ocurrido intentar ayudar al gatito a desarrollar la confianza en sí mismo.

Por fortuna, hemos progresado, y ahora los expertos y defensores de gatos ayudan a los dueños a comprender que a menudo los gatitos tímidos pueden aprender a ser más accesibles, sociables y seguros de sí mismos. Puedes encontrar algunas recomendaciones muy útiles en mi artículo que proporciona 10 consejos para socializar con tu gato tímido.

10. Valora el afecto felino en todas sus formas extrañas y maravillosas

Los gatos tienen muchas formas de demostrar su afecto por sus humanos–algunas son bastante sutiles, mientras que otras son francamente extrañas.

Como por ejemplo, dar topes con la cabeza (también conocido como “restregar la cabeza”), frotarse (“amasar pan”), acicalar (a menudo la parte superior de la cabeza de sus humanos); y la más popular, dar “regalos” que provienen del exterior (por ejemplo, ratones o aves muertas o casi muertas).

Para comprender por completo todas las formas en que tu gato dice: “Te amo”, es importante que aprendas la forma en que la especie felina demuestra su afecto.

Fuentes:

Artículos Relacionados:


Source: Mascotas

Comments are Closed