Mal consejo para las bolas de pelo, evítalo por el bien de tu mascota

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Hace poco, me encontré con un artículo que me preocupó mucho, su título era: “Si quieres acabar con el problema de bolas de pelo en tu gato, dale de comer remolacha”. El artículo hacía referencia a un estudio publicado en Journal of Animal Physiology and Animal Nutrition, en el cual los investigadores añadieron pulpa de remolacha a las croquetas para gato para ver si ayudaba a reducir la formación de bolas de pelo en gatos con pelaje corto.

Todo esto está tan mal que ni sé por dónde empezar. Si un gato está produciendo muchas bolas de pelo, lo primero que tienes que hacer es consultar a tu veterinario para que le haga un chequeo – no darle algo que lo haga defecar más.

Los gatos silvestres no tienen problemas de bolas de pelo, lo que me hace pensar que los recurrentes casos de bolas de pelo en los gatos domésticos son una señal de que algo anda mal. Pero no entre en pánico, lo que le recomiendo es investigar qué está pasando con un gatito que escupe (o defeca) muchas bolas de pelo.

Además, los resultados del estudio demostraron que aunque los gatos defecaban más y la comida se movía a través de su tracto digestivo más rápido, la pulpa de remolacha no ayudó a reducir ni la cantidad, ni el tamaño de las bolas de pelo en las heces.

Dado a que el objetivo del estudio fue determinar si la pulpa de remolacha ayudaba a reducir la formación de bolas de pelo y los resultados del estudio demostraron que no es así, entonces podemos considerarlo como un remedio fallido. El hecho de que el autor del artículo haya decidido poner un título tan descabellado al tomar los resultados del estudio y utilizarlos para aconsejarle a las personas alimentar a sus gatos con remolacha es algo que me desconcierta bastante.

La pulpa de remolacha es un subproducto del procesamiento de la remolacha azucarera y es uno de los varios tipos de fibras vegetales de mala calidad, tales como trigo sarraceno y otras cáscaras de grano, pectina de frutas, goma de guar, avena, otros tipos de salvado, cáscara de cacahuate, psyllium, pulpa de tomate y celulosa en polvo, que se añaden a los alimentos deshidratados y enlatados para mascotas.

Y si bien los gatos necesitan fibra, la pulpa de remolacha es un relleno/ fibra/ prebiótico barato y de mala calidad, por esta razón te recomiendo que jamás compres un alimento para mascota que contenga este ingrediente.

Pero volviendo al tema de los gatos y las bolas de pelo. Es muy importante que los dueños de gatos se den cuenta de que si Tiger o Fluffy está produciendo muchas las bolas de pelo (cuyo nombre científico es tricobezoares) es una señal de advertencia.

Las bolas de pelo no son algo “normal” en los gatos

Mientras que las bolas de pelo en los gatos domésticos son muy comunes, puede que te sorprenda descubrir que no son una parte normal del proceso digestivo de un felino. El tracto digestivo de tu gato está hecho para soportar cierta cantidad de pelaje, ya sea el que sale de sí mismo cuando se está limpiando, o el pelaje de una presa que atrape en el exterior.

Pero los gatos que solo viven en el interior, suelen desarrollar bolas de pelo debido al largo de su pelaje, sus patrones de cambio de pelo (la primavera suele ser una temporada de bolas de pelo para los gatos ya que su pelaje suele reducirse mientras el clima comienza a ser menos frío), limpiarse demasiado (a sí mismos o a otros gatos en la casa), deficiencias en su alimentación, disfunción digestiva, o una combinación de varios problemas.

Cuando ocurre una o más de estas situaciones, el pelo que tu gato ha ingerido forma una masa en su estómago que no puede pasar fácilmente por los intestinos. Su cuerpo sabe que debe deshacerse de este objeto extraño, por esa razón los gatos solo arrojan las bolas de pelo y no las depositan en su caja de arena.

Por qué los gatos producen bolas de pelo

La mayoría de los casos de bolas de pelo son el resultado de una o más de las siguientes situaciones: ingerir demasiado pelo, una alimentación baja en contenido de humedad (u otros problemas con alimentos biológicamente inapropiados) o un problema en el tracto gastrointestinal (GI). Los gatos con pelo largo suelen tener más problemas de bolas de pelo que los gatos con pelaje más corto, simplemente porque tienen más pelo.

Los problemas cutáneos causados por alergias o infecciones o parásitos pueden causar caídas excesivas o que se bañen demasiado. El exceso de limpieza, también llamado alopecia psicogénica, es un desorden compulsivo en gatos que puede resultar en cantidades enormes de pelo ingerido.

Los gatos con una alimentación de comida deshidratada no están recibiendo ni un poco del nivel de hidratación que sus órganos necesitan para un buen funcionamiento. A diferencia de los perros, los gatos no compensan la deficiencia por medio de ingerir mucha agua. Un tracto gastrointestinal que no recibe suficiente humedad tiene una menor capacidad de transportar una bola de pelo, que un tracto digestivo de un gato bien hidratado relacionado con una alimentación nutricionalmente balanceada, apropiada para su especie.

Los gatos que llevan una alimentación de “grado alimenticio” (no de grado humano) ingieren ingredientes de mala calidad que han sido procesados a temperaturas extremadamente altas, lo que tiene un impacto negativo en el valor nutricional.

La digestibilidad de las proteínas de mala calidad utilizadas en el “alimento para mascotas” no se somete a prueba, ni tampoco los niveles de los subproductos tóxicos (como AGEs o aminas heterocíclicas), pesticidas (glifosfato) u organismos transgénicos (OGMs), todos los cuales se han relacionado con problemas de salud intestinal y desequilibrios en el microbioma.

Un tracto digestivo comprometido por una condición inflamatoria como una enfermedad inflamatoria intestinal (IBD), parásitos, objetos extraños, cáncer, u otra enfermedad grave puede que no sea capaz de procesar incluso cantidades normales de pelo. Un problema crónico de bolas de pelo debería ser investigado por tu veterinario, ya que podría haber una enfermedad subyacente que requiere tratamiento.

Rara vez una bola de pelo puede crecer hasta ser potencialmente fatal y requerir una extracción quirúrgica. Si no encuentras bolas de pelo, pero tú gato está teniendo todos los sonidos y comportamientos relacionados con bolas de pelos, deberías llevarlo al veterinario tan pronto como te sea posible. Es posible que una bola de pelo haya crecido demasiado como paras ser regurgitada o pasar a través del tracto GI.

También puede que sea una condición seria pero no relacionada con bolas de pelo, como el asma felina. Si tu gato vomita frecuentemente, deja de comer, pierde peso, o muestra algún otro síntoma de estar enfermo o sentir dolor, también es hora de llevarlo al veterinario. Te repito, podría tratarse de una bola de pelo que no se puede pasar, pero esos síntomas también pueden ser una señal de otros problemas de salud graves.

6 recomendaciones para reducir o eliminar las bolas de pelo

Dale una alimentación, balanceada, apropiada para su especie y rica en contenido de humedad hecha con ingredientes de alta calidad. Si tu gato solo come alimento deshidratado y no puedes o no estás dispuesto a darle otro tipo de alimentación, entonces te recomiendo agregarle caldo de hueso a sus croquetas.

Añade un suplemento de enzimas digestivas de alta calidad. En la naturaleza, los gatos consumen alimentos crudos, que contienen enzimas naturales que no se encuentran en los “alimentos para gatos” comerciales altamente procesados.

Añade un suplemento de omega-3 como el aceite de kril. Suficientes ácidos grasos omega-3 en la alimentación de tu gato puede ayudarlo a mejorar la condición de su piel y pelaje, así como la habilidad de su sistema digestivo para manejar el pelaje y los restos que se traga cuando se acicala a sí mismo.

Añade una fuente de fibra en la alimentación de tu gato. Mezcla los contenidos de una cápsula de cascara de semilla de psyllium en polvo con una cucharada de agua y mézclalo con la comida, añade una pizca de fibra de coco a cada comida, o prueba una cucharita de 100 % de calabaza enlatada o puré de calabaza recién hecho.

Jamás utilices vaselina o aceite mineral para las bolas de pelo. Si debes utilizar medicamentos para ayudar a que las bolas de pelo puedan pasen libremente, utiliza remedios para bolas de pelos libres de derivados de petróleo (busca un producto cien por ciento natural hecho con olmo resbaladizo, malvavisco o papaya) o coloca un poco de aceite de coco en la patita delantera de tu hato o cerca de tazón de comida.

También te recomiendo utilizar la fibra y el aceite de coco juntos. Los gatos alimentados con croquetas necesitan una lubricación GI adicional, con el fin de ayuda a que el cabello ingerido pueda pasar a través del tracto.

Cepilla o peina a tu gato. Ponte como objetivo hacerlo por cuatro o cinco minutos al día con gatos de pelaje largo y de tres a cuatro veces por semana en gatos con pelo corto. Deberías notar mejoras rápidamente en la situación de las bolas de pelo, y peinarlo regularmente también ayuda a mejorar la condición de la piel de tu mascota al remover los desechos y células muertas.

Artículos Relacionados:


Source: Mascotas

Comments are Closed