Labrador Retriever: fiel, dócil, cariñoso, un carácter único

Como en cualquier raza de la que hablemos, el comportamiento de un ejemplar equilibrado de Labrador es el resultado de varios aspectos que pueden llegar a tener un peso muy relevante a la hora de confeccionar su carácter. Por ejemplo, tenemos que empezar citando su genética, lo que las bases raciales le dejan en herencia, lo que los expertos llaman en genotipo.

Este genotipo nos dice que el Labrador puede llegar a ser un perro, como su estándar menciona, con «buen temperamento (…). Es un animal adaptable y devoto compañero. Inteligente, vivaz y dócil, con fuerte voluntad para complacer. De carácter afable, sin ninguna señal de agresividad o timidez impropias».

 Leer
Source: El mundo del perro

Comments are Closed