Ignora a los detractores, esta es una bendición que tu mascota te lo agradecerá

Por la Dra. Karen Shaw Becker

Recientemente, me complació encontrar otro artículo de la industria de alimentos para mascotas que mencionaba la creciente popularidad de la comida cruda, “a pesar de las advertencias sanitarias.”1

Estoy convencida de que esto representa una tremenda fuente de frustración para los productores de alimentos procesados ​​que están fracasando en sus intentos por asustar a los propietarios acerca de este tipo de alimento.

Han intentado manejar que cambiar a la comida cruda es una moda pasajera “impulsada por el interés en los tipos de alimentación ancestrales, que eran altos en proteínas y con carnes frescas”, sin embargo, ignoran la verdadera razón por la que la mayoría de las personas cambia el alimento procesado por uno fresco: La salud de tu mascota. Por desgracia, muchos veterinarios tampoco entienden esto.

No obstante y a pesar de las terribles advertencias tanto de la industria procesadora de alimentos para mascotas, como de la comunidad veterinaria tradicional, las estadísticas demuestran cuán rápido está creciendo el segmento del mercado dirigido a la comida cruda para mascotas.

En los 5 años previos a octubre de 2017, las ventas aumentaron más del doble, yendo de los 64 millones de dólares en 2013 a los 195 millones en 2017. Los tipos de comida cruda congelada crecieron un 16 % entre 2016 y 2017, y la cantidad de minoristas que transportan este tipo de alimento aumentó de un 50 % en 2013 a un 69 %.

La verdadera razón del movimiento en pro de la comida fresca: Las mascotas enfermas

La desventaja de este movimiento es que los alimentos más saludables son más caros, tanto para ti como para tu mascota. Sin embargo, el costo adicional de la medicina preventiva en forma de alimentos apropiados para las especies, suele resultar en menos afecciones futuras.

El hecho es que, aunque la comida cruda es más costosa que la procesada, cada vez más dueños están dispuestos a invertir más en la comida de su amigo peludo si esto resulta en una mejor salud y menos visitas al veterinario.

El aumento en la popularidad del alimento fresco se debe, en gran parte, a la mayor concientización entre los dueños acerca del vínculo entre la comida procesada​ y muchas de las enfermedades que sufren tanto los perros como los gatos de la actualidad. En mi experiencia, uno de los mayores incentivos para cambiar el alimento de un animal es cuando una mascota se encuentra sumamente enferma y su veterinario ya no sabe qué hacer.

Bajo la desesperación, un dueño puede decidir cambiar la comida de su mascota enferma por una que sea cruda y obtener resultados positivos. Es prácticamente como si el alimento de tu mascota le haya regresado su buen estado de salud. Otros dueños, preocupados por el constante problema de los retiros de la comida procesada ​​del mercado, deciden optar por la comida cruda.

Además, cada vez más personas empiezan a poner en duda la ciencia detrás del alimento procesado e investigan por su cuenta. Aprenden sobre los ingredientes y los métodos de fabricación utilizados para producir este tipo de alimento y finalmente deciden que la comida cruda sin procesar es una opción mucho más saludable para su gato o perro.

Lo que debes saber acerca de las advertencias del alimento para mascotas

Cuando asistí a la reunión de la AAFCO en julio de 2015, el jefe del Centro de Medicina Veterinaria de la FDA expresó abiertamente que en los próximos años sus acciones se centrarían en analizar los alimentos crudos (es decir, comenzarían a buscar presas).

Curiosamente, el hecho de que hayan elegido analizar la comida cruda no se debió a quejas por parte de los clientes o casos de canes enfermos, tampoco se debió a un retiro masivo o descubrimiento de contaminantes (como el pentobarbital). Fue una estrategia ofensiva para atacar a este segmento de la industria en rápido crecimiento con el fin de tratar de encontrar un problema que recalcar, además de generar dudas y miedo.

Gracias a la constante amenaza sobre los peligros de la salmonela en la comida cruda (cuando de hecho, el problema ha sido históricamente mucho más frecuente en la comida procesada), a muchos propietarios les sigue preocupando el hecho de darle a su mascota específicamente dicho tipo de comida porque la carne cruda puede contener la bacteria de la salmonela.

La realidad es que, independientemente de los alimentos que consuman, la salmonela puede estar presente hasta en un 36 % de todos los perros sanos y en un 18 % de los gatos con el mismo estado de salud. Asimismo, sin importar el tipo de alimento, muchas mascotas albergan estas bacterias de forma natural como parte de su microflora gastrointestinal (GI) y liberan organismos de salmonela en las heces y saliva.

Todas las especies de salmonela no tifoidea están presentes de forma ubicua en el medio ambiente y residen en los tractos gastrointestinales de muchos animales, incluidas las mascotas. En la mayoría de los casos de salmonelosis humana, la bacteria se adquiere al consumir consumo o manejar comida y premios secos que estén contaminados–no carne cruda.

Esto es lo que necesitas saber sobre la salmonela:

La comida seca y la comida cruda, pueden albergar salmonela, por lo que la concientización es fundamental.

Independientemente de la comida que le des a tu mascota, los animales pueden albergar salmonela naturalmente y esta puede suponer un riesgo para los humanos, sobre todo si tú o un miembro de tu familia está inmunocomprometido.

La carne cruda utilizada en diversas marcas de comida cruda a la venta es de grado humano, fue inspeccionada por el USDA y es igual a la carne y pollo que puedes comprar en la tienda de abarrotes para tu consumo. Debes manejar este tipo de alimento con las mismas precauciones de inocuidad que emplearías al preparar las comidas de tu familia. Es el mismo tipo de carne.

Las encimeras, tazones, superficies para cotar y utensilios deben desinfectarse sin importar que la carne cruda esté destinada para tu mascota o los miembros de tu familia.

9 consejos propios del sentido común para dar el alimento crudo

La FDA ha emitido los siguientes consejos para prevenir algún tipo de infección al momento de proveer comida cruda:2

Lávate bien las manos con agua y jabón (por lo menos, durante 20 segundos) después de tocar comida cruda para mascotas y después de tocar superficies u objetos que hayan entrado en contacto con la misma.

Limpia y desinfecta a fondo todas las superficies y objetos que entren en contacto con la comida cruda. Primero lava con agua caliente y jabón, después prosigue la limpieza con un desinfectante. También puedes colocar utensilios en el lavavajillas después de utilizarlos para limpiarlos y desinfectarlos.

Congela la carne cruda y los productos de aves de corral hasta que estés listo para utilizarlos, y descongélalos en tu refrigerador o microondas, no en tu encimera o fregadero.

Maneja cuidadosamente los productos cárnicos congelados, así como productos avícolas crudos. No enjuagues la carne, pollo, pescado y mariscos crudos. Las bacterias en los jugos de la comida cruda pueden salpicarse y extenderse a otros alimentos y superficies.

Separa los alimentos crudos de otros alimentos.

Cubre de inmediato y refrigera lo que tu mascota no se coma, o tira las sobras de forma segura.

Si utilizas ingredientes crudos para preparar tu propio alimento cocido para mascotas, cocina todos los alimentos a la temperatura interna adecuada, según lo medido por un termómetro para alimentos. La cocción minuciosa mata a la Salmonela, Listeria monocytogenes y otras bacterias dañinas que se transmiten por medio de los alimentos.

No beses a tu mascota cerca de su hocico, y no permitas que te lama la cara. Esto es sumamente importante después de que tu mascota haya acabado de comer productos crudos.

Lávate bien las manos después de tocar o ser lamido por tu mascota. Asimismo, si tu mascota te da un “beso”, lávate bien la cara.

En pocas palabras, sigue las mismas precauciones de inocuidad independientemente de lo que le des a tu mascota, y confía en que las empresas que elaboran la comida cruda realizan la debida diligencia para controlar posibles bacterias patógenas, de diversas maneras que no son tóxicas, como el uso de tecnología de presentación sobre fagos, fermentación y un sinfín de pruebas para asegurar que cada lote sea seguro para su consumo.

¿Estás pensando en cambiar la alimentación de tu mascota a una cruda?

A pesar de los riesgos inherentes y relacionados con el consumo de carne cruda, los dueños le han estado dando comida cruda a sus perros y gatos desde hace décadas. Si quieres darle comida cruda a tu mascota o descubrir más al respecto, existen diversos videos informativos y artículos en nuestro sitio de Mascotas Saludables.

Te recomiendo que primero consultes mi serie de videos divididos en 3 partes donde abordó el tema de la comida cruda para mascotas:

  1. “Este error en la alimentación está relacionado con la causa de la mayoría de las enfermedades  ¿Cometes este error con tu mascota?
  2. “Los principales mitos sobre los alimentos crudos (y por qué la mayoría son absurdos)”
  3. “Errores comunes en la alimentación de tu mascota que pueden dañar su salud”
Fuentes:

Artículos Relacionados:


Source: Mascotas

Comments are Closed