Enriquecimiento ambiental

La experiencia en este sector y los estudios realizados durante años en enriquecimiento ambiental como la preparación óptima de la instrucción, adiestramiento como el manejo de perros detectores e intervención así como los de patrulla, he llegado al punto dentro de todos los conocimientos caninos adquiridos en todos estos años en el que el comportamiento canino no es suma de capacidades innatas, siempre iguales e inmutables, con aprendizajes. Todo el desarrollo del comportamiento es el resultado de una serie de procesos de interacción entre genes y ambiente mucho más complejos de los que pensábamos. Los perros y las personas percibimos e interpretamos de diferente manera el entorno porque el funcionamiento de nuestros sentidos y de nuestros sistemas operativos evolutivos son distintos, esto puede llevar a que hagamos malas interpretaciones sobre como recibe el perro nuestras indicaciones y sobre los motivos de alguna de sus conductas.

 Leer
Source: El mundo del perro

Comments are Closed