5 errores que debes evitar si le brindas alimentos crudos a tu perro

Por la Dra. Karen Shaw Becker


Para gran satisfacción mía, hace poco encontré un excelente artículo sobre la alimentación a base de productos crudos en un sitio sobre la salud de las mascotas. El objetivo del artículo era que, aunque optar por la comida cruda tiene enormes beneficios para la mayoría de los perros, hacerlo no siempre es fácil, y se pueden cometer errores graves.

No podría estar mas de acuerdo. El artículo, escrito por Diana Bocco para PetMD, analiza cinco errores que los dueños de perros suelen cometer cuando cambian la alimentación de sus mascotas por una a base de productos crudos.1


Error # 1: No comprender los principios básicos de la nutrición canina


Muchos (y diría que la mayoría) de los tipos de alimentación casera, los modelos que simulan el consumo de animales de presa, e incluso algunos alimentos crudos comercialmente disponibles están nutricionalmente desequilibrados.

Esto puede ocasionar que los perros desarrollen deficiencia de antioxidantes, de las cantidades correctas de vitaminas y oligoelementos, o de la proporción adecuada de ácidos grasos para un crecimiento esquelético adecuado y equilibrado, así como para su salud inmunológica y sistémica.

El hecho de que las deficiencias nutricionales no sean evidentes en tu perro no significa que no existan. Una cantidad considerable de investigaciones se han dedicado a determinar qué nutrientes requieren los perros para sobrevivir.

Lo que es triste y un tanto interesante para mí es la cantidad de personas en general que hablan sobre los requerimientos básicos de nutrientes solo para mantener la vida de un perro. Hemos analizado (a través de experimentos que espero que nunca se repitan) los nutrientes mínimos necesarios para mantener la vida de un cachorro y gatito.

Los nutricionistas lo hicieron hace décadas, así es como concebimos el concepto de los “requerimientos mínimos de nutrientes”, lo que significa que se han comprobado las necesidades mínimas para la vida.

La investigación es clara sobre lo que sucede cuando privas a los perros de calcio, yodo, selenio, magnesio, cobre, hierro, manganeso, potasio, vitaminas D y E, y toda una variedad de nutrientes esenciales necesarios para el crecimiento, reparación y mantenimiento de las células.

No hay ningún motivo para replicar estos experimentos en tu propia cocina; te costaría la salud de tu mascota.

Debe haber cuatro elementos principales en una alimentación a base de productos crudos para perros: Carne, incluidos los órganos; puré de frutas y vegetales; una mezcla casera de vitaminas y minerales (en la mayoría de los casos); y complementos beneficiosos como probióticos, enzimas digestivas y súper alimentos verdes (que no son necesarios para equilibrar la alimentación, pero pueden ser beneficiosos para la vitalidad).

La alimentación de un perro sano debe comprender entre 75 % y 85 % de carne/órganos/huesos y entre 15 % y 25 % de frutas/vegetales (esto imita el contenido gastrointestinal de las presas, al proporcionarles también fibra y antioxidantes).

Esta fórmula “80/10/10” es un excelente punto de partida para las recetas, pero está lejos de estar balanceada y no es adecuada para una alimentación a largo plazo, sin mencionar las importantes deficiencias de micronutrientes que tiene.

Los alimentos frescos y enteros proporcionan la mayoría de los nutrientes que los perros necesitan, y una mezcla de micronutrientes de vitaminas y minerales aborda las deficiencias que podrían existir, como las de hierro, cobre, manganeso, zinc, yodo, vitaminas D y E, folato y taurina.

Si decides no usar suplementos, debes incorporar fuentes de estos nutrientes a base de alimentos enteros, lo cual requiere dinero y creatividad adicional.

Si le brindas una alimentación casera a tu mascota, me gustaría enfatizar lo suficiente en la importancia de garantizar que sea nutricionalmente equilibrada. Preparar la comida de tu perro desde cero requiere que te asegures de cumplir con sus necesidades de macro y micronutrientes.

No trates de adivinar. Sigue recetas nutricionalmente equilibradas.


Error # 2: Brindarle únicamente carne cruda


Muchos dueños de mascotas bien intencionados confunden una nutrición equilibrada y apropiada para la especie con una alimentación a base de trozos de músculo crudo.

Aunque la carne fresca es una buena fuente de proteínas y algunos minerales, no representa una alimentación balanceada. Brindarle la fórmula básica “80/10/10” también es nutricionalmente desequilibrado y con el tiempo le causará problemas significativos.

Los caninos silvestres se comen casi todas las partes de sus presas, incluidos los huesos pequeños, órganos internos, sangre, cerebro, glándulas, cabello, piel, dientes, ojos, lengua y otros deliciosos bocadillos. Muchas de estas partes de los animales de presa proporcionan nutrientes importantes, y de hecho, así es como los carnívoros silvestres equilibran su alimentación.

Por ejemplo, una alimentación exclusivamente a base de carne molida de pollo, carece de los requerimientos mínimos de varios nutrientes vitales en comparación con una presa entera y nutricionalmente completa, y está muy por debajo de casi todos los nutrientes necesarios para satisfacer los requisitos de nutrientes mínimos según lo establecido por la AAFCO.

Estos incluyen potasio, hierro, cobre, manganeso, zinc, yodo, selenio y vitaminas A, D, E, B12 y colina.

La gran mayoría de las dietas que simulan el consumo de animales de presa entran en esta categoría, por lo que muchos veterinarios se oponen a ellas; ya que privan de sobremanera a los animales de los nutrientes que necesitan, a pesar de suministrar suficientes calorías, lo cual es una fórmula para la adversidad a largo plazo.


requerimientos nutricionales

Algunas personas se sorprenden al descubrir que las carnes más grasosas (como la carne molida con más de 20 % de grasa) no cumplen con las necesidades básicas de aminoácidos de un perro.

Es posible que también escuches a algunas personas decir que una alimentación a base de carne puede hacer que su perro tenga un comportamiento agresivo. La investigación demuestra que, en realidad, brindarles una alimentación deficiente en (aminoácido) triptófano (que es lo que sucede cuando las carnes y cadáveres grasos y menos costosos se usan como pilares de una alimentación casera) sí puede provocar cambios en el comportamiento.

Además, muchos dueños crean dietas principalmente a base de pollo, ya que el pollo es barato. La carne de pollo debe equilibrarse con alimentos ricos en omega 3 para controlar la inflamación.

¡La carne molida de pollo entero tiene una proporción de ácidos grasos omega-6 a omega-3 de 20:1! ¡Eso representa mucha inflamación en la alimentación de tu perro!

Te recomiendo asegurarte de que los alimentos no rebasen una proporción de 5:1, donde el objetivo sería una proporción de 2:1.

Algunos padecimientos ocasionados por las deficiencias nutricionales pueden corregirse a través de la alimentación, otros no. Y no cometas el error de pensar que todo lo que tienes que hacer es poner unos cuantos vegetales frescos en su tazón o un poco de hígado para compensar la diferencia.

Equilibrar la comida de tu mascota con el fin de proporcionarle una nutrición óptima es un poco más complejo.


Error # 3: Olvidar la fibra


Se ha informado que los lobos de crin consumen hasta un 38 % de materia vegetal durante ciertas épocas del año. Sabemos que los perros domesticados se alimentan voluntariamente de pastos y plantas por varias razones, que incluyen satisfacer los requerimientos de enzimas, fibra, antioxidantes y fitonutrientes del organismo.

Proporcionar cantidades adecuadas de vegetales fibrosos de bajo índice glucémico también brinda fibras prebióticas que son necesarias para nutrir el microbioma de tu perro y contribuye a la salud general de su intestino y colon.

Algunas frutas, como las moras azules, son fuentes ricas en antioxidantes, así que es importante no ignorarlos al planificar la alimentación a base de productos crudos y nutricionalmente balanceados de tu perro.

Puedes hacer puré de frutas, junto con los vegetales apropiados, y agregarlos a la mezcla cruda; también puedes dárselos enteros en pequeños trozos como premios o snacks siempre y cuando no tenga problemas para digerirlos.

Una buena regla general es mantener la cantidad de vegetales a menos del 25 % de su alimentación.


Error # 4: Ignorar la posible necesidad de suplementos


Solo hay dos opciones para garantizar la idoneidad nutricional en los alimentos caseros: preparar recetas de alimentos enteros más costosos que contengan una cantidad importante de la variedad de ingredientes necesarios para satisfacer sus requerimientos nutricionales, o usar suplementos.

No mencionaré la tercera alternativa y la más común (una alimentación desequilibrada) porque en mi opinión, no debería ser opción.

Después de ver a innumerables personas dañar involuntariamente a sus mascotas al intentar adivinar recetas, diciéndome: “Luce bien para mí. Me gustaría que dejaras de insistir sobre el equilibrio”, solo para llamarme tres años más tarde y decir: “Ahora entiendo lo que decías, y me entristece tanto no haber hecho caso”.

No podría apoyar una alimentación desequilibrada por más de tres meses (para animales adultos), porque conozco el poder de la nutrición. Nuestros suelos están agotados desde el punto de vista nutricional, por lo tanto, nuestros alimentos son nutricionalmente deficientes.

Sé que algunas personas no entienden ni se preocupan por suministrar los nutrientes mínimos “esenciales” que son necesarios para una vida sin cambios bioquímicos negativos.

Y mucho menos tienen el deseo de dar los suficientes recursos nutricionales necesarios para amplificar las vías de desintoxicación que se requieren para favorecer las vías bioquímicas necesarias con el fin de combatir a la abrumadora cantidad de productos químicos que ponemos en los cuerpos de nuestras mascotas (docenas de vacunas innecesarias, pesticidas tópicos, productos tóxicos de limpieza y químicos para el césped, etc.), así que no lo hacen.

Creo que si asumimos la tarea de preparar alimentos caseros para nuestras mascotas, tenemos la responsabilidad de garantizar que éstos les proporcionen los nutrientes básicos necesarios para el mantenimiento y reparación celular normal.

La mayoría de los tipos de alimentación casera carecen del equilibrio correcto de calcio y fósforo, así como del equilibrio de ácidos grasos esenciales. También es difícil obtener las cantidades adecuadas de fuentes de zinc, cobre, yodo, manganeso, selenio, vitamina E y D de alimentos enteros.

Algunos polvos de “superalimentos”, como las microalgas y espirulina, pueden proporcionar una cantidad muy pequeña (e inadecuada) de estos nutrientes fundamentales para el cuerpo, pero no lo necesario como para considerarlas suficientes “multivitaminas de alimentos enteros”.

Ni siquiera una libra de espirulina añadida a una libra de carne fresca proporciona bastantes oligoelementos para los perros.

Del mismo modo, no hay suficiente cobre en los hígados de pollo para cubrir los requerimientos de cobre de un perro sin eliminar el balance de otros nutrientes.

Entonces, cuando escucho a alguien decir: “Añadí hígados de pollo para cumplir con las necesidades de oligoelementos”, sé que no han revisado los números para darse cuenta de lo deficiente que se volverá la alimentación al hacer tal cosa.

Al evaluar que una receta sea nutricionalmente adecuada, un buen comienzo serían estos nutrientes difíciles de obtener. ¿Contiene semillas o frutos secos añadidos como fuente de vitamina E y selenio de alimentos enteros? ¿Se han agregado algas marinas como fuente de yodo y, de no ser así, se añadió un suplemento para cumplir con los requerimientos de yodo?

En las ostras se encuentran los niveles adecuados de zinc, pero no en muchos otros alimentos a los niveles requeridos para sustentar el organismo de un perro de manera adecuada, de ahí la adición de un suplemento de zinc a las recetas saludables.

La cantidad apropiada de vitamina D se encuentra en las sardinas y en algunos hígados de animales criados es pastizales (pero no en hígados de animales provenientes de granjas industriales).

Si la receta carece de vegetales ricos en color, también debe haber una fuente alternativa de manganeso y potasio incluida en la receta (a menos que quieras darle pelo de roedor rojo, que es una fuente natural rica en manganeso).

El problema es que la mayoría de quienes brindan alimentos crudos se encierran en las mismas combinaciones de carne, huesos y órganos una y otra vez, que es donde entra la mayor parte de los problemas y por qué la mayoría de los veterinarios no recomiendan los alimentos frescos desde el inicio.

Si no ves una amplia variedad de alimentos enteros en las recetas (o cantidades de estos suplementos para complementar), entonces es probable que ese alimento sea inadecuado desde el punto de vista nutricional. Brindarle una comida desequilibrada de vez en cuando está bien.

Alimentarlo a base de comidas desequilibradas todos los días es lo que causa problemas con el paso del tiempo.

Y porque “la (mala) nutrición nunca es una crisis”, como dice el Dr. Richard Patton, sin saberlo, muchos amantes de las mascotas bien intencionados terminan provocando problemas degenerativos que podrían evitarse mediante una alimentación balanceada.

Las recetas que proporcionan los nutricionistas o expertos defensores de los alimentos frescos proveen un desglose nutricional que muestra las cantidades de nutrientes que se encuentran en la receta.

Hace dos meses, atendí a un Wheaten Terrier que había llevado una alimentación desequilibrada a base de alimentos crudos durante un año. Hace seis meses, visitó al dermatólogo por una herida en la almohadilla de su pata que no sanaba y le causaba incomodidad.

Después de gastar cientos de dólares en biopsias, medicamentos, cremas y cambios de vendaje, el propietario me visitó para obtener una tercera opinión. Hablamos de los micronutrientes faltantes en la alimentación canina que son necesarios para la cicatrización y reparación normal de las células, y los añadimos.

Dos semanas después, el perro pudo liberarse por primera vez en meses de su collar electrónico ya que su herida finalmente estaba sanando.

Algunos perros se benefician de tomar suplementos adicionales para apoyar sistemas de órganos específicos, como el apoyo articular para perros mayores.

Los suplementos que podrían ser mejores para tu perro dependen de una variedad de factores, que incluyen la raza, susceptibilidad a las enfermedades, edad, peso, nivel de actividad, situación de esterilización, enfermedades crónicas y más.

Es importante trabajar con tu veterinario para determinar qué suplementos podría necesitar tu perro, además de los que se agregan a los alimentos para equilibrar su comida, cuánto darle y con qué frecuencia.


Error # 5: Dejarte espantar por las cuestiones de seguridad


Una serie de organizaciones, incluidos grupos de veterinarios convencionales, agencias gubernamentales y, por supuesto, la industria de los alimentos procesados para mascotas, se han pronunciado públicamente en contra de los alimentos crudos para mascotas.

Por desgracia, el miedo que siembran ha tenido un efecto. Si te preocupan los patógenos que haya en los alimentos crudos, es importante tener en cuenta que hoy en día hay toda una clase de alimentos crudos disponibles que están esterilizados desde el momento en que los compras.

Así como un porcentaje significativo del suministro de la carne para los humanos ha sido tratado con una técnica de esterilización llamada pasteurización con alta presión (HPP, por sus siglas en inglés), muchos productos crudos para mascotas comercialmente disponibles también han optado por esta técnica de esterilización para reducir los posibles patógenos.

En cuanto a los alimentos crudos “sin esterilizar”, la carne que se usa en los alimentos crudos disponibles en el mercado es inspeccionada por el USDA y no es diferente de la carne de res y pollo que compras para consumo humano en el supermercado. Debes manejarla con las mismas precauciones de seguridad que usas cuando preparas hamburguesas para tu familia, por ejemplo.

Toda es la misma carne. Tu barra de la cocina, tazones, tablas para cortar y utensilios deben desinfectarse sin importar si la carne cruda está destinada para tu mascota o para los miembros de la familia humana.

La mayoría de los adultos entienden que al manipular carne cruda existe la posibilidad de entrar en contacto con patógenos, por lo que tomas las medidas higiénicas apropiadas es importantes ya sea que manipules los alimentos crudos de tu mascota o los tuyos.

A pesar de los riesgos inherentes asociados con el manejo de carne cruda, los dueños de mascotas han estado brindándole alimentos crudos a sus perros durante décadas, y hasta la fecha, no se ha informado un caso en que los alimentos crudos para mascotas causen enfermedades en las personas, que yo sepa.

Si ya está le estás brindando de manera exitosa una alimentación equilibrada a base de productos crudos a tu mascota, espero que no escuches los consejos equivocados y sigas ofreciéndole alimentos reales, frescos y vivos a tu perro o gato.

Si le estás dando una alimentación desequilibrada, por favor date el tiempo de buscar recetas nutricionalmente completas y empléalas para asegurarte de que le estás dando a tu mascota todo lo que necesita. U opta por una alimentación comercial a base de productos crudos que ya hizo el trabajo de equilibrar los alimentos por ti.

Fuentes:

Artículos Relacionados:


Source: Mascotas

Comments are Closed